Principios

Principios
Los Principios que regirán el funcionamiento diario del recurso serán los siguientes:
  • Dignidad y Respeto. Las actuaciones sobre las personas del centro se regirán por una Ética que busque en todo momento su dignidad, mediante el respeto a su persona y a sus libertades.
  • Calidad. Consideramos que la Calidad en el servicio se concentra en la atención a la persona en su triple dimensión física, psíquica y espiritual.
  • Convivencia. Se entenderá la Residencia como una “Familia” vivida desde la convivencia. Esta “familia” estará formada por el equipo profesional, las familias y, evidentemente, por el conjunto de usuarios.
  • Equipo Técnico. Se tendrá una atención especial hacia el equipo profesional, ya que éste es el que se debe de encargar de la atención de las personas beneficiarias del recurso.
  • Trabajo en Equipo. Se considera el trabajar en equipo como un medio ideal para la resolución de conflictos y el incremento del nivel de motivación de los profesionales.
  • Integración en la Comunidad. Se trabajará por favorecer la integración en la Comunidad y, de manera especial, se trabajará el arraigo de las familias en el funcionamiento cotidiano del servicio.

 

En este sentido, los Principios rectores del funcionamiento del Centro que se tendrán presentes serán los siguientes:
  • Normalización.  El modo de vida de los usuarios se ajustará lo más posible a la conducta y pautas de comportamiento consideradas como cotidianas por la ciudadanía.
  •  Estimulación. Se favorecerá el desarrollo de la autonomía personal del usuario.
  •  Intimidad. Los protocolos de actuación e intervención respetarán y protegerán el derecho a la intimidad de los usuarios.
  •  Elección.  Los responsables y personal del Centro procurarán ofrecer a los usuarios alternativas para decidir sobre la vida cotidiana.
  •  Participación. Se potenciará la participación de los/as usuarios/as en las actividades y funcionamiento del Centro.
  •  Integración. Se llevará a cabo tanto en el ámbito social como en el cultural.
  •  Globalidad. La atención que se prestará será integral, abarcando los aspectos sanitarios, psicológicos, sociales, culturales, religiosos, ambientales y análogos.
  • Profesionalización. El personal del Centro tendrá la cualificación técnica correspondiente a su nivel profesional, sin perjuicio de la labor del voluntariado social.
  • Prevención. Se llevará a cabo a nivel sanitario, social y de la dependencia.
  • Confidencialidad. Se realizará por parte de los gestores y del personal del Centro respecto a todo aquello que se refiera a los usuarios.
  •  Colaboración. Con la Dirección General del Mayor de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid.
Puedes seguirnos en: