Cuidado personal

Cuidado personal

Comprende la prestación de la asistencia necesaria para la realización de las actividades elementales de la vida diaria (aseo, higiene personal, vestido, alimentación), así coma aquellas actividades encaminadas a la protección y salvaguarda de su integridad personal.

  • Autonomía. Se presta la ayuda necesaria a las personas que tengan autonomía limitada para vestirse, asearse, moverse y para cualquier otra actividad de la vida diaria.
  • Vestido. Buscando siempre la comodidad, sin olvidar la imagen  ni la temperatura ambiente. Respetando los gustos del residente.
  • Continencia. Se planifica un programa de intervención diurna y nocturna.
  • Movilidad. Se determinan las ayudas técnicas y pautas de acompañamiento con el objetivo de fomentar que la persona se mueva.
  • Control y protección. Se establecen medidas de protección y control especialmente en aquellos casos en que por condicionamientos de índole física o psíquica se prevean situaciones de riesgo para su propia integridad o la de los demás

Puedes seguirnos en: